Residuos Electrónicos

Residuos Electrónicos
El término RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) se refiere a los aparatos dañados, descartados u obsoletos alimentados por la energía eléctrica. Estos incluyen una amplia gama de aparatos como computadores, equipos electrónicos de consumo, celulares y electrodomésticos.

Debido a la reducción de la vida útil de los aparatos generada por la misma industria Tecnológica, la baja responsabilidad que el productor tiene para tratar los aparatos luego de su venta y el consumo en constante ascenso, se producen grandes cantidades de RAEE en todo el mundo. Mientras los componentes eléctricos y electrónicos estén en los equipos funcionando, no presentarían riesgos para la salud ni afectarían al medio ambiente.

El problema se origina cuando se arrojan a los rellenos sanitarios, basureros clandestinos o se queman; esto causa que se liberen al ambiente todos los componentes químicos y metales pesados con los que fueron construidos.

Sin un proceso científico de desmontaje y tratamiento, estos residuos pueden contaminar la tierra, las aguas subterráneas y la atmósfera, así como causar daños directos o indirectos a la salud humana.